DESAFIANDO LAS LEYES DE LA NATURALEZA INCLUSO DESPUES DE LA MUERTE

Recientemente habíamos escrito sobre nuestra querida aspirante evolucionada, la señora Nirmala Honap (Honap Kaku), y su servicio desinteresado a los demás, incluso estando postrada en la cama. Honap Kaku dejó su cuerpo (falleció) en la mañana del 12 de agosto de 2010 y fue incinerada a la mañana siguiente, aproximadamente 26 horas después.

Siempre que hemos asistido al funeral de una persona común, nuestra experiencia ha sido que el ambiente circundante está cargado de vibraciones espirituales tāmasicas. Es posible que haya leído nuestro artículo sobre el Entierro frente a la Cremación, que explica la razón por la que la muerte es de predominio tama. Para los que no lo han hecho, aquí hay un fragmento:

“En el momento de la muerte, los gases excretores son expulsados del cuerpo muerto. Estos gases excretores son gases físicos regulares expulsados por el cuerpo, como los gases de putrefacción, etc. Como son gases que salen de un cuerpo en descomposición, sus frecuencias y vibraciones son de naturaleza negativa y como resultado el componente tama aumenta en el entorno inmediato. Los fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.) son atraídos por estas frecuencias negativas y entran en el entorno del cadáver”. Artículo de la SSRF.org El entierro versus cremación

Por otro lado, el fallecimiento de Honap Kaku emanó positividad espiritual. Al igual que fue un ejemplo para todos nosotros mientras estaba postrada en la cama, incluso en la muerte siguió mostrándonos los beneficios de la práctica espiritual y la evolución espiritual. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para compartir con ustedes algunas observaciones que ayudaron a inculcar una fe más profunda en los aspirantes (que presenciaron su fallecimiento) sobre los beneficios de la práctica espiritual.

Los aspirantes del centro de investigación tienen una capacidad superior a la media para percibir la diferencia entre las vibraciones espirituales positivas y negativas. Sin excepción, todos los aspirantes que habían acudido a presentar sus respetos percibieron que su cuerpo sin vida emanaba Chaitanya (Conciencia Divina). También sintieron que se producía una sanación espiritual en ellos, lo cual es un resultado extremadamente infrecuente dado que la muerte trae consigo vibraciones espirituales aflictivas.

Esa misma tarde nos dimos cuenta de que varios aspirantes poseídos por energías negativas, al exponerse al efecto curativo positivo de su cuerpo, se apresuraron a defenderse de la Chaitanya (Conciencia Divina) que emanaba de su cuerpo.

Además, fuimos testigos de otro fenómeno único. Gracias a la Chaitanya que emanaba de ella, no hubo putrefacción, mal olor ni rigor mortis en su cuerpo hasta el momento del funeral, unas 26 horas después. Esto fue así, a pesar de que el tiempo era caluroso y húmedo y de que el cuerpo de Honap Kaku estuvo expuesto a luces calientes en el estudio durante más de tres horas después de su fallecimiento para rodar el experimento mencionado. El Rigor mortis (rigidez del cuerpo tras la muerte) es una condición que suele aparecer entre 3 y 12 horas después del fallecimiento. Sin embargo, en el caso de Honap Kaku, sus articulaciones y extremidades permanecieron flexibles hasta su cremación al día siguiente. Su piel y su tono muscular eran flexibles y, al mirar su rostro, parecía muy fresco, como si acabara de fallecer. Al mirarla, tuve la sensación de que parecía muy viva.

 

Los funerales son generalmente ocasiones tristes donde hay muchas lágrimas derramadas, pensamientos depresivos y el duelo está a la orden del día. Sin embargo, en esta ocasión mientras preparábamos los ritos funerarios finales para Honap Kaku, una aspirante espiritualmente avanzada, sentimos serenidad en su presencia debido a la Chaitanya y al conocimiento de que ella iría a un reino superior en las regiones sutiles del Universo donde continuaría su camino espiritual para liberarse del ciclo de nacimientos y muertes.

Reflexioné sobre lo que había ganado al presenciar todo este evento y ver su efecto en otros aspirantes. Mientras reflexionaba, incliné la cabeza en señal de oración, para que se me utilizara como instrumento para ayudar a otros a vivir una vida espiritualmente satisfactoria como la de Honap Kaku. En la que cada día cuente para alcanzar el verdadero propósito de la vida y en la que la muerte física no esté impregnada de dolor y negatividad, sino que sea sólo un punto de paso en nuestro viaje para volver a fundirnos con nuestro Creador.

_______________________________________

Lea más:

  • Dominado por el tiempo, pero empoderando a otros
  • Características especiales de Su Santidad Pande Maharaj
  • El aspirante de la SSRF Satyawan Kadam alcanza la santidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *